“El recuerdo es el perfume del alma” 

 
El olfato es el sentido más antiguo. La información que proporciona se almacena en lo más profundo del cerebro, en el mismo lugar que las emociones, los instintos y los contenidos de la memoria. Aromas, sentimientos, recuerdos… unos a otros se provocan y se estimulan.

La forma en que se seleccionan, procesan y combinan los componentes convierten a un perfume en único.